Buscar la mejor manera de aprender informática en la tercera edad

Cuando en cada casa se encuentra algún repetidor wifi, solo nos da cuenta de que al menos la mitad de sus habitantes se conecta a diario al Internet, con lo cual deben también contar con un mínimo conocimiento del manejo del mismo. En la actualidad, se conoce que al menos 2 de cada 3 personas mayores de 60 años usan Internet, donde 63%, es decir, 1 de cada 3 sostiene que emplea el Internet con bastante frecuencia.

En la actualidad el Internet es considerado por muchos, como del dominio de las generaciones más jóvenes, creando de esta manera un gran obstáculo cuando se trata de animar y además de enseñar a las personas de más edad con la idea de que también puedan aprender del mundo informático. Y es que no solo los jóvenes han desplazado en este ámbito a los menos contemporáneos, pues incluso las diversas marcas conjuntamente con los desarrolladores informáticos lo han hecho en miras al desarrollo de sus soluciones.

El mundo virtual como promesa para muchos problemas

Si para quienes cuentan con más edad la movilidad se convierte en un impedimento, es allí donde el mundo virtual podría pasar a ser la gran solución a un importante número de problemas. Y es que desde lo más elemental es posible, por ejemplo siempre mantenerse en contacto con los familiares y los amigos alrededor del mundo, y en la actualidad ello se ha convertido en lo más fácil.

Así mismo, el pasado ya no lo será, pues siempre se pueden mantener presentes las fotos y lo mejor es que estarán al alcance. Solicitar algún producto sin tener que acudir a la tienda ya que los envían a la casa tan solo con hacer un clic. Sin dejar a un lado que todo ello también puede resultar beneficioso cuando se trata de la memoria ya que pueden emplear aplicaciones que les permitirán hacer trabajar la lógica.

Posiblemente algunos mayores podrían comportarse algo reacios a aprender sobre informática de manera general, y ello se debe a que normalmente, no alcanzan a ver cuánto interés se le puede dedicar a ello. La idea no es pretender convertirlos en ingenieros informáticos, sino que aprendan de una manera más lúdica la utilidad que puede tener para ellos la informática.

Podrían optar por clases particulares

Esta podría ser una manera de que les agrade mas aprender informática, y es que ello puede conformarse en un contacto directo con el dispositivo y con un experto en informática que podría ser un estudiante de Informática, un ingeniero informático o quizás un desarrollador, lo importante es que les agrade dicha materia. Para quienes se encargan de enseñar, en oportunidades pueden sentir que repiten siempre lo mismo a tus padres o a los abuelos y puede ser porque no contamos con la adecuada manera de transmitir el conocimiento con lo cual se obvian ciertas etapas de una explicación ya que parecen evidentes. Es por ello que los profesores particulares de clases de informática deben contar con tal conocimiento y disposición para poder hacer llegar el conocimiento.