Las búsqueda de servicios en internet aumenta su popularidad

Si eres de los que disfruta buscar contenido para adulto en internet y formas parte de los blogs sobre el tema, lo más seguro es que te hayas interesado por los servicios que ofrecen las escorts. Al escribir este término en el buscador puedes ver más de 100 páginas que te brindan los servicios, donde destacan las de eulaliaroig. Cuando navegamos por dichos sitios podemos ver jóvenes con cuerpos esculturales, que tienen sus rostros ocultos con máscaras o efectos para garantizar al máximo la discreción, algo fundamental en este negocio.

Son muchos los periodistas que se han hecho pasar por clientes, quienes se comunican con las principales agencias para conocer y explorar un poco más de la dinámica del negocio.

Estas agencias han crecido a nivel mundial, en países conocidos por su libertad de sexo y en otros que son un poco más discretos, contando con tarifas que oscilan entre los 400 y hasta los 1.000$ la hora. Si un cliente necesita de un servicio en determinado destino, se debe pagar un valor adicional por el pasaje aéreo.

Los servicios se cancelan mediante un depósito bancario o con tarjeta de crédito, quedando a criterio del cliente. Una vez cancelado, el cliente tiene la libertad de escoger a la mujer que desee en un catálogo que se despliega en la misma página web. No todos los negocios que hacen estas webs incluyen sexo y el dinero en su mayoría se tramita a través de una agencia que da más veracidad a lo que se ofrece. También podemos encontrar personas que trabajan de forma independiente.

Para formar parte de este negocio de forma independiente, se debe contar con una clientela y personal con los que se coordinan diferentes citas y encuentros. Quienes acceden al servicio de acompañante generalmente son hombres que tienen recursos económicos y que no tienen problema en pagar por tener compañía. Una jornada de trabajo regular para estas acompañantes puede ser de tres horas, donde estos hombres gastan fácilmente más de 1.000$. Las salidas pueden tener diferentes actividades, como ir a comer, al cine o a bailar y en algunos casos sí pueden concluir con sexo.

Los que contratan estos servicios suelen ser personas que laboran en el sector financiero, minero, hidroeléctrico, construcción o consumo masivo, citando sólo algunos ejemplos. Quienes cumplen como intermediarios, tienen que analizar a todas las mujeres que pueden estar dentro de las necesidades del cliente. Luego, se tiene una llamada donde los interesados comparten las características de la persona elegida, en muchos casos prefieren mujeres con las que puedan sostener conversaciones sobre temas económicos, sociales y hasta políticos.

Es un negocio que ha llegado a convertirse en una institución, donde los clientes pueden hasta especificar la forma de vestir de su compañía. A algunas personas les gusta más un look discreto, mientras que otros prefieren exhibir todos los atributos de su chica. Este negocio se ha mantenido gracias a la oferta y demanda que existe por ambos lados, mujeres que tienen adicción a las cosas materiales y hombres que son adictos al sexo o a la compañía de una mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *