El osito de Tous sigue atrayendo a muchos compradores

La marca Tous se ha popularizado en el mundo, pues son muchas las personas que reconocen el oso de esta emblemática marca de Rosa Tous en el mundo de la joyería. Son muchos los clientes que acuden a los locales que venden esta marca, interesados en adquirir alguna de las diversas joyas que contenga dicho distintivo. Es una marca muy completa, nos presenta anillos, cadenas, pulseras y pendientes que podemos encontrar en el mercado, bien sea en tiendas especializadas en artículos de segunda mano o prendas totalmente nuevas de cada colección. Muchos preguntan por el oso, pero son pocos los que verdaderamente conocen su historia, por lo tanto te la presentamos.

Su orígen data de 1985, durante un viaje que la co propietaria de la empresa realizó a Roma, vió un oso de peluche en una tienda y dio rienda suelta a su inspiración. Según sus mismas palabras: este oso trajo recuerdos gratos de mi infancia, y qué mejor forma de conservarlos que en oro. Es un amuleto de buena suerte para millones de personas alrededor del mundo, y para la marca fue lo que marcó el inicio de una expansión internacional. Sin importar qué colección se esté a punto de lanzar, el oso siempre estará presente tomando nuevas formas. A partir de ese día nació el icono que hasta hoy define a la marca Tous.

Desde hace un tiempo muchas marcas de joyería han tenido la iniciativa y el compromiso con la ecología, el medio ambiente y los derechos humanos. Las grandes firmas internacionales son las primeras en abanderar y apoyar la causa de la sostenibilidad, convencidas de que ningún lujo se debería asociar a la explotación de la naturaleza y de los trabajadores involucrados. Algunos especialistas comentan las terribles acciones que se pueden realizar a nivel ecológico para extraer el oro y la plata de las minas, contaminando zonas acuíferas y deforestando, sin mencionar el trabajo de los esclavos o los conocidos diamantes de sangre, los cuales provienen de países donde se violan los derechos humanos.

Estos estudios aseguran que, si las personas supieran lo que significa producir una joya, terminarían por comprar una variedad que sea respetuosa con el medio ambiente y los derechos humanos de quienes participan en estas actividades. También son más las piedras preciosas que se comercializan gracias a los certificados de buenas prácticas en diferentes partes del mundo. Turquía por ejemplo, certifica el cuidado del medio ambiente, protegiendo así las fuentes de agua de todos los contaminantes químicos y biológicos, al mismo tiempo que se respeta a sus trabajadores.

En la actualidad, podemos adquirir cualquier pieza de joyería sin necesidad de ir a la tienda a ver y tocar en persona, todos estos servicios se presentan de forma digital, por lo que podemos encontrar lo que estamos buscando desde casa. Además, muchas tiendas en internet te garantizan que éstas prendas son realizadas con procesos agradables al ambiente y que se respetan los derechos humanos de los trabajadores, garantizando su  seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *